Los colores en una estrategia de marketing

No importa si una empresa o profesional quiere promocionarse y hace un vídeo, un cartel, un tríptico, publicidad outdoor o va a regalar productos con tampografía publicitaria, hay algo que tienen en común todas estas formas de publicidad (y muchas otras), el color. Para los profanos en la materia el color puede ser algo destacable y poco más, pero en el marketing tiene un gran peso.

Por qué son tan importantes los colores en el marketing

Se trata de elementos de gran importancia a la hora de transmitir un mensaje y con ellos se puede hacer que las personas perciban las cosas de una forma completamente diferente.

Los colores incluso pueden tener un gran peso en las decisiones de compra, pudiendo ser los responsables de que se venda más o menos, sobre todo en el e-Commerce. Por ello hay que pensar en su importancia.

Por ejemplo, el color rojo es uno de los más utilizados dentro del mundo del marketing; es el de la pasión, del deseo y de la velocidad. Se usa mucho por los restaurantes y en las tiendas porque crea sentido de urgencia, lo que es de gran ayuda para las compras por impulso.

El azul transmite confianza, da sensación de seguridad y sensaciones positivas. El amarillo es un color entusiasta y un color que gusta mucho a la juventud. El rosa, aunque sea un tópico, es muy usado para atraer al público femenino y el negro siempre ha sido asociado con el lujo y la elegancia, evocando exclusividad.

¿Conocías la importancia de los colores en el marketing?